La FILOSOFÍA Smart®

Nuestra filosofía como centro educativo de la primera infancia es ayudar a los niños a convertirse en estudiantes entusiastas. Esto significa animar a los niños a ser exploradores activos y creativos que no teman probar sus ideas y pensar sus propios pensamientos. En nuestra planificación diaria ayudamos a los niños a convertirse en estudiantes independientes, seguros de sí mismos e inquisitivos.

Cada actividad que realizamos les enseña cómo aprender en preescolar y a lo largo de sus vidas. Respetamos que los niños aprenderán a su propio ritmo y en las formas que sean mejores para ellos. Al hacerlo, desarrollan buenos hábitos y actitudes,particularmente un sentido positivo de sí mismos, lo que marcará lacdiferencia a lo largo de sus vidas.

 

 

Nuestros pilares


• Los niños desarrollan el conocimiento de su mundo a través de interacciones activas con los adultos, los compañeros, los materiales y las actividades del preescolar.


• El aprendizaje es secuencial, sobre la base de entendimientos y experiencias previas.


• El aprendizaje puede darse a diferentes velocidades en cada área y en cada niño; los niños pueden mostrar una gama de capacidades y conocimientos en cualquier área del desarrollo.


• El aprendizaje está interconectado en cada área. Los niños aprenden mejor a través de experiencias, que incorporan varias áreas del desarrollo.


• El aprendizaje se incrusta en una cultura. Los niños aprenden mejor cuando sus actividades de aprendizaje se basan en un contexto cultural familiar/conocido.


• El aprendizaje comienza en la familia, continúa en centros de educación infantil, y depende de la participación de los padres y la orientación las maestras.


• Todos los niños tienen el potencial para alcanzar los estándares y objetivos de nuestro centro.


Además nos enfocamos en el progreso y desarrollo de las siguientes dimensiones básicas:


Socio-emocional: para ayudar a los niños a sentirse cómodos en la escuela, confiar en su entorno, hacer amigos y sentirse parte del grupo. Para ayudar a los niños a experimentar el orgullo y la confianza en sí mismos, desarrollar la independencia y el autocontrol, y tener una actitud positiva hacia la vida.


Cognitivo: ayudando a los niños a convertirse en aprendices confiados al permitirles probar sus propias ideas y experimentar el éxito, y al ayudarlos a adquirir habilidades de aprendizaje tales como la capacidad de resolver problemas, hacer preguntas y usar palabras para describir sus ideas, observaciones y sentimientos.


Físico: ayudando a los niños a aumentar sus habilidades musculares motoras gruesas y finas y a sentirse seguros de lo que sus cuerpos
pueden hacer.